jueves, enero 12, 2006

2006 POR UN TUBO

La Ley antitabaco –LA- es un ley muy sign of the time. Explica en qué tiempo vivimos y en qué lugar vivimos. El tiempo, –universal, como su nombre indica- es lo PC / Políticamente Correcto. El espacio –local, como su nombre etc.- es la CT. No se vayan, amiguitos.

-la LA es una de las tres leyes gore anti-tabaco europeas. Que sitúa a España junto a Irlanda e Italia en un mundo paralelo al mundo. Sólo estos tres países católicos se han atrevido a lanzar una ley dura contra los derechos individuales, en lo que tal vez es una meditación sobre los derechos individuales que sitúa, a esos dos países, en lo que son. Son Estados católicos.

-Lo PC ha venido a sustituir aquel engorro de los países católicos. EL catolicismo. Ese sistema de creencias tan dado a la unanimidad, y a Estados unánimes. La Ley Anti-Tabaco nos sitúa en el mundo, Estamos en el mismo sitio de siempre. Somos católicos. Estamos sujetos a un sistema de creencias y a unas pautas de comportamiento. Sale a cuenta no alejarse de ese sistema / pautas. Y no chulear ese sistema / pautas.

-Quizás por eso mismo, no ha habido un solo diputado que haya chuleado a la LA. Los únicos matices efectivos han venido por parte de CiU, único partido que cree que los fumadores existen, por lo que, puestos a darles para el pelo, se deberían crear puntos de fumerío en los centros laborales. La propuesta fue rechazada por KO.

-La LA invita a suponer que la unanimidad, y la disuasión a separarse de la unanimidad, esta mañana a primera hora se consigue si una ley se apropia de los valores PC. Salud, solidaridad, igualdad. Y otros palabros de difícil verificación.

-El Estado tiene el monopolio de la emisión de leyes PC. Una autonomía jamás podría haber emitido la LA sin exponerse al pitote.

-La LA, sin diputado que la cuestione, es lo más parecido, en el mercado de leyes, a la Consti. También es lo más alejado al Estatut. De lo que se desprende que el Estatut no es PC. Carece de los valores que posibilitan que un diputado considere lo mas normal del mundo la LA o la Consti.

-La LA no es lo más normal del mundo. Es, por ejemplo, una ley cuanto menos difícil de cumplir. Imposibilita un matrimonio mixto –fumador y no fumador-, en tanto no pueden celebrar la comilona de bodas juntos. Imposibilita que uno fume en un balcón de su curro –es ilegal-, pero le posibilita irse, en horario de oficina, a las Quimbambas, durante la tira de tiempo, a fumarse un pito. Y otro. Y otro. Posibilita que unos trabajadores –fumadores-, puedan irse a las Quimbambas, mientras otros –no fumadores- deban quedarse en el curro castigados sin recreo. Impide, me dicen, fumarse un pito en el Camp Nou, algo que nunca jamás se verá. La LA Impide también que los fumadores y los no fumadores se las apañen para no molestarse, de una forma civilizada y sin necesidad de Estado, esa cosa tan católica. Un acuerdo civilizado de ese tipo, con la LA en funcionamiento, supone, por otra parte mentir al Estado.

-Que una ley no-normal y de difícil cumplimiento exista sin que se monte un pollo, indica que eso es habitual. Es más, indica que los usuarios de las leyes locales estamos habituados a diferenciar la apariencia de la realidad. Y, en tanto que católicos, estamos habituados a valorar la apariencia por encima de la realidad. Y a torear la realidad y la apariencia para que no te pillen.

-Diferenciar, privadamente y rápidamente, la apariencia de la realidad es, por otra parte, algo normal en una sociedad católica, habituada a traducir conceptos aparentes -como castidad, limosna, o doble-vía-de-investigación o no-nacionalismo-, en sus opciones reales. Y crueles.

-Por ejemplo, la emisión PC/católica de la LA consiste en la siguiente secuencia lógica: El Estado vela por la salud de los ciudadanos. Que una vez traducida puede ser, en realidad, esta otra, menos PC, en tanto exhibe el palabro dinero, esa cosa tan poco PC / católica, y tan ginebrina: El Estado vela por el dinero que gasta en pensiones por enfermedad o muerte

-En la duda de explicar la apariencia o la realidad, los medios tienden a explicar la apariencia de la LA. Es decir, tienden a explicar los beneficios de la ley, los perjuicios del tabaco, y la correcta aplicación de la LA sin mosqueos excesivos, antes que a explicar las contradicciones de la LA, su incumplimiento constante, sus posibles injusticias y sus posibles tendencias yuyus. Es decir, optan, de forma natural, por el punto de vista del Estado. Una dinámica, por otra parte, muy CT. Y muy católica / PC.

-Si la ley no la hubiera emitido el Estado, sino la periferia, igual ocurriría también otra cosa en los medios.

-Lo PC impide / ayuda a los Gobiernos a no tener políticas. La LA, sometida a PC, se traduce como una ley que confirma que el Gobierno te cuida. Por lo que libra al Gobierno de cuidarte de otra forma. Prohibir fumar en espacios públicos le libra, por ejemplo, de prohibir la especulación en lugares públicos. Que el Gobierno cuide de ti impidiéndote fumar, le libra de mojarse el culo y cuidar de ti, pongamos que impidiendo la especulación inmobiliaria.

-Lo PC impide a los Gobiernos emitir izquierda. EL chollo, ya puestos, podría ser que también les impidiera emitir derecha. Pero ese caso no se ha dado.

-La construcción más PC de la LA es el siguiente: si estás en contra de ella, estás en contra de todos.

-La construcción más CT de la LA es el siguiente: si estás en contra de ella, estás en contra de todos.

-“Todos” es la palabra mágica de la LA. Y de lo PC. Y de la CT.

-Las ceremonias diarias y rutinarias del catolicismo / PC, de la CT, de la LA, impiden mirarnos a la cara y saber, de una vez por todas, quienes somos “todos”. La palabra “todos” existe muy pocas veces en la vida real.

-Si usted, fumador o no fumador, se siente varias veces al día como un fumador en un espacio público, no lo dude, es un chico/a/o/e/i/u con problemas con la CT y con lo PC. Usted no es "todos".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, pero no. O sea no. Este cacharro que nos ha montado hoy no pasa la ITV por engañoso y metonímico.

1. La identificación LA = catolismo es falsa. El primer país dónde se aprobaron leyes restrictivas del consumo de alcohol y tabaco fue Estados Unidos.

2.

Anónimo dijo...

Y, en su tiempo, las leyes USA antitabaco fueron las más brutas. Pero hoy son superadas por las tres europeas.

Alberto dijo...

Puro sofisma el comentario de la Ley antitabaco. En NYC no fuma ni Dios en ningún local de ningún tamaño, y nada que ver NYC con el catolicismo. Me parece de puta madre que no se fume en los sitios, una cosa elemental de educación. Si no fuésemos tan cantamañanas y tan CT, conversaciones como la siguiente tendrían que haber sido de lo más normal antes de la LA:
“ - ¿perdone, le molesta si fumo?
- Pues sí, me toca los cojones, estoy comiendo, hostia.”

Si nos ponemos en plan J.Marías dominical y nos da pol culo el intervencionismo del estado, quizá habría que preguntarse cuál es sino el papel del estado. El estado te interviene hasta donde no te imaginas chaval. Mira ese plástico con tu foto que llevas en la cartera y rómpelo si tienes huevos. Déjate de cháchara martínez.