martes, diciembre 13, 2005

QUÉ GÉNERO TENGO, MARÍA

Hola a todo el mundo. Ayer, Echevarría, te descolgaste con meditaciones sobre el género de todo esto que estamos haciendo, a lo que vas y denominas blog. Humm. En parte tienes razón. Esto tiene un algo de lío. Así que seguidamente, para acabarlo de liar, voy a explicar el género.

-EL GÉNERO. Esto consiste en un pollo que escribe durante un año. Durante 9 meses ha intentando dibujar una obsesión personal para transformarla en colectiva. Porque necesito, en fin, que sea colectiva. De lo contrario, necesito medicación. Se trata de la CT de los XXXXX, con la que el pollo que escribe se encuentra a diario, en lo que es una relación tormentosa que no puede acabar bien. Desde hace un mes y pico, doy por dibujado el dibujo. Quién lo quiera ver, que sepa que existe. Desde esa fecha, hasta febrero-marzo, la intención es someter el dibujo a discusión con personas que, de una forma u otra, se ubican fuera de la CT. Algunos, en el campo –de Marte- de lo anti-CT. Algo que considero básico. La CT, en mi vida, se está conviertiendo en una suerte de ETA para Rajoy. Lo es todo. Por lo que conviene matizar la cosa y no acabar como Rajoy. Pensaba en eso, precísamente, antesdeayer, cuando me subía a un helicóptero. La pluralidad de emisiones, esa cosa que tu ves como mangui, no puede, por tanto, ser mala. Te impide ser tan pesadamente monotemático y obsesivo que un helicóptero no puede con tu peso. Eso sí, es rara.

-LO RARO. La CT es un pasillo muy estrecho. Y me temo que no muy largo. Intento contraponer a esa CT una idea de anti-CT amplia, que permita la pluridad de accesos y de opiniones ante la realidad. La CT es, en ese sentido, snif, un único acceso. Una única explicación a todo. Una serie de respuestas y textos predecibles. Y un esfuerzo violento y descomunal para manterner el monopolio de las preguntas y las respuestas. Este blog no es CT. No es predecible. No comparte los tres inputs de la CT: la cohesión –me importa un pito que España, su democracia, su monarquía, sus empresas culturales se vean en peligro porque un pelanas, yo, opine lo que opine-, el nacionalismo –gran llenapistas local; creo que este blog ofrece un no-nacionalismo ponderado a sus lectores; incluso cuando defiendo el Estatut como objeto no-nacionalista-, y la gestión de mi imagen –la imagen, para un escritor local, es más importante que su obra; en estas páginas vierto una imagen muy poco recomendable; es posible que sea la mía, que en todo caso no es la de un intelectual CT-. Considero que la violación de esos tres inputs despista un mazo al lector, que no sabe lo / a quién lee. EL lector, sinf, sólo concibe como objeto cultural un objeto CT. Son pocos los que siguen leyendo, digo yo, cuando descubren que esto no es cutura. No es CT. Yo qué sé. En todo caso el lector, llegado a estas páginas, sólo tiene tres opciones: pasar de todo, negarlo todo o discutir. Tres más que las que le ofrece la CT. Otra rareza: la periodización. Hay días enteros en los que no hemos publicado nada. Lo cual despista al lector. La razón de ello es que estas páginas no obedecen a ninguna profesionalización, mientras nosotros sí. Ahora mismo, por ejemplo, mientras escribo esto, tengo un bisonte, que debería cazar, dándome por el XXXX. Algo que jamás debería permitir un cazador de bisontes que se precie.

-LA SOLEDAD. EL blog tenía, en su génesis, un doble objetivo. Dibujar, por fin, la CT. Que dejara de ser un fantasma, una apreciación. Que tuviera nombre. Creo que se ha conseguido. Lo que no sé es la repercusión de todo ello. Supongo que, en todo caso, es escasa. EL otro objetivo era combatir mi soledad. Donde estoy –lo anti-CT- hace mucho frio. Pensaba encontrar algo de calor aquí. Ingnoro en qué consiste el calor. Es posible que sólo sea un concepto CT. Pero me parece que no he conseguido crearlo o consumirlo. EL lector, esa cosa que nunca existe aunque te lean miles de personas, tampoco ha existido en esta ocasión. EN ocasiones me ha sorprendido gratamente su opinión. En otras no la he entendido y me ha dado a entender que tampoco ha entendido nada. Todo ello me invita a suponer que no he creado o he dado pie a crear una lógica compartible. Yo qué sé.

-EL FUTURO INMINENTE. Bueno. Cuando me dejes plantado, fabricaré otro prólogo para re-encauzar la cosa. Y seguiremos la cosa con otra sesión de pluralidad de emisiones. Próximamente, en esta sala, caerán el escritor Javier Calvo y el Conseller de Participació Ciutadana Joan Saura. A ver qué. Espero lo tuyo Echevarría. Tic-tac. Y págate un cenorrio.

6 comentarios:

Lucía Jalón dijo...

Es cierto que en la anti-CT hace frío, así lo sentimos muchos. Y no se por qué no conseguimos encontrar resonancias de nuestras ideas fácilmente pese a que, lo intuyo, somos muchos los que vagamos por estas aguas subterráneas, fluyendo arriba y abajo por los intersticios que la CT nos deja... Cómo expresarle Sr. Martínez que sus palabras a algunos nos dan cierto calor, cierto sentido, no lo sé, simplemente se lo digo. Mi propuesta si de algo sirve, que nunca se sabe, pero la lanzo porque no se pierde nada: no cese de escribir, los lectores o lo que sea que seamos, tarde o temprano, también despertaremos. Paso mis días en la universidad y nadie habla ni escribe ni dice. Es triste. Prosiga por favor creando conceptos, ideas, que responden a realidades que no tenían nombre y que por tanto era más fácil ignorar. Algunos seguimos con el oído puesto y las palabras con ganas. Muchas gracias. Una outsider.

Anónimo dijo...

me voy a tener que pasar al blog de arcadi espada, éste es demasiado profundo jeje ;)

Anónimo dijo...

eso, vaya al wolsk de arcadi espada y pásese por la caseta que le han montado a Boadella...

Anónimo dijo...

por cierto, ¿no será nuestro Bent y sus volatilidades ese que asoma en la esquina izquierda de la caseta?

Anónimo dijo...

Hola:

1) Aprovecho mi reincorporación al gallinero para empezar mandando un saludo al soriano, cuya última puya dejé si respuesta. No la voy a responder ahora, pero sí hago constar que no había entendido un pijo de mi mensaje, que juzgó dirigido contra él cuando era exactamente lo contrario.

2) Apartado de Bértolo: estoy con Martínez. No es que no me parezca razonable una descripción de España fundamentada en la separación entre una derecha democrática con confusos toques izquierdistas y algunos conservadores, nacionalistas y clericales -esto es: el PSOE- y una extrema derecha -esto es: el PP-, pero es un camino que a mí me impide avanzar.

3) Apartado de Echevarría (versión agraria).
Acabo de subir al tren en Plaça de Catalunya. Son poco más de las nueve de la mañana, y ayer acabé de cenar a las tres. Me voy a la Cerdanya con mi novia y su familia, y con un mochilón en el que llevo, entre otras cosas, mi ordenador portátil. En el tren hay tanta gente que parece que estemos en las fiestas de Gracia. En estas, en Vic consigo sentarme, y dejar la mochila en el suelo. Tres horas después de salir y previo transbordo en Ribes de no sé qué, llego a la Cerdanya. Me bajo del tren acordándome de como volvía a casa en el euskotren a las mil de la noche de las fiestas donstiarras a Zarautz, controlando mis pulsiones homicidas para con los prebostes de la RENFE y dedidido a erigir una estatua ecuestre al político catalán que rescate esa competencia y emule al gobierno vasco en su ejecución.

En estas, me encuentro en un prado con chuletones, perdón, vacas grandes y amables que pastan pacíficamente. De repente, de detrás de un arbusto sale Javier Pradera, que con cara de malas pulgas se dedica a hablar catalán en la intimidad como corresponde en ocasiones a los buenos españoles como él. Y se le da bien, ya lo creo: "la merda de la muntanya no fa pudor/ encara [aún] que la remenis amb un bastó".

A su lado está Javier Cercas, que pone una mueca de ligero desagrado. No en balde, en esos momentos tiene la vista fija en una vaca que lleva una moñiga seca del tamaño de una txapela incrustada en el culo. La moñiga en cuestión puede llevar allí una semana tranquilamente. Se rasca el colodrillo y, con aire dubitativo, suelta: "¿homónimo y más que homónimo, no te parece que eso tan feo, aunque no huela mucho, es una mierda?"

Javier Pradera sigue dale que te pego con la cancioncita, y la vaca andando con toda tranquilidad con la moñiga pegada al culo. En este momento, yo salgo del prado apuntándome con Echevarría a la hora de describir ese debate como un bello ejemplo de CT. Pero también con Martínez, esto es: lo fundamental aquí no es el origen, sino la Continuidad. La vaca puede pasar otra semana con esa mierda pegada al culo con total tranquilidad. El tema es la vaca en sí misma, esto es, la CT.


En corto. A la Cohesión, yo le sumo la Continuidad. No la continuidad de la legalidad que emana del 18 de Julio del 36, que también, sino la Continuidad como valor en sí mismo, ya sea como tapón generacional o como necesidad de cohesión. Esta Continuidad explica también la tribu de la que se defiende la CT, que como todas las culturas europeas están hechas para defenderse de otras tribus. Ahí va esa al hueco, en manipulador homenaje a Bauçà y su "El Canvi".

Nuestra originalidad, y por citar a alguien citaré al Unamuno que vino a decir que uno que habla mal de España es un español, es que la tribu enemiga de la que se defiende la CT está dentro de España, y no fuera. Y eso, además de los límites de las culturas europeas, añade unas limitaciones que son las que nos llevaron el 11-M a engancharnos a las Reuters.

Un cordial saludo,

Pep

p.s: No, no creo que sea Bent. A mí me recuerda a uno que andaba con los maulets que calentaron a las juventudes republicanas en la Diada y recibieron a Carod con gritos de "botifler" en no recuerdo qué lugar sagrado del nacionalismo catalán. Carod les llamó freaks, y suscribo.

Anónimo dijo...

En vísperas de Cuaresma y ante la amenaza inminente del decimoquinto "prologue", andaba yo pensando entonar un "mea culpa" por mis insolentes pintadas en los lavabos de este respetable sitio( "Bent se tira pedos"; "Echevarría no sabe hacer la "O" con un canuto"; "Viva yo", "No logo, no name"; "A Bartolo no le suena la flauta ni por casualidad"; "Martínez es un pedorro", "El Zorro ha vuelto", etc.). Ya tenía mi acto de contrición preparado y estaba a punto de colgarlo al sol, cual sucio trapito, cuando el último "anonimous said" firmado por un tal "Pep" me hizo cambiar de opinión. Ahora ya no me apetece un "mea culpa", sinó empuñar de nuevo el espray, para seguir pintando paredes. "Pep, estás como una regadera". "Pep, nunca vayas de finde con la familia de tu novia".