martes, mayo 20, 2008

EL GRAN CONSULTORIO DE LA SRTA. MARTÍNEZ

Hola. Lamento estos días de despelote. Ni siquiera he estado cazando bisontes. Bueno al tajo. Tajo: les iba a citar unos ejemplos lingüísticos que dibujan a la izquierda. Una izquierda vieja frente a glups, una derecha rampante, que está que se sale y que, por primera vez desde el 68 –y, otro glups, tal vez gracias al 68-, está dibujando el mundo. El mundo es, tradicionalmente, de quién lo dibuja. Bueno. Anyway. No obstante, he visto que algunos lectores han dejado depositadas varias preguntas. Humm. Puede ser divertido inciar un consultorio. De hecho, el mundo, esa cosa donde nadie sabe nada, es un gran consultorio, en el que no sólo fallan las respuestas. En fin. No se vayan, amigos, que queda inaugurado este consultorio.

MERCÈ. Gracias por su interés, etc. Creo entender –en internet, todo da pie a creer entender-, que me habla de su fascinación por el discurso de San Gil. Únicamente apreciable, me dice, en la tele. Es decir, su fascinación por algo que no es un discurso, sino una escenografía y una serie de funciones dramáticas. Es del discurso –es decir, la ausencia de él; una nueva forma de hablar-, de la nueva derecha, que intento describir últimamente. A mi también me fascina, pero por otros motivos. Me pone los pelos de punta. Por otra parte, la comunicación local –los medios de comunicación y los discursos políticos-, únicamente disfrutan de este nuevo lenguaje o lo atacan. Nadie lo describe. Las descripciones de la política, esta mañana a primera hora, son simplemente a) una exhibición del nuevo lenguaje, o b) una desconfianza ante el nuevo lenguaje. Falta c) una bisección del nuevo lenguaje, que explique lo que a usted le pone y a mi me quita.

ANÓNIMO. Le felicito por su asesinato de Prim. Chorrocientos años y aún no le han pillado. En fin. “Las hostias internas del PP, dice, no se se diferencian de las de otro partido al uso. Respuesta: a) sí. Un partido agrupa a sus usuarios en distintas corrientes no tanto por ideas, sino por caracteres; las corrientes, a su vez, acostumbran a ser una suerte de cupón de la ONCE, una apuesta personal por el un destino mejor. Pero también, y sobre todo, b), no. El PP es un partido único. Dispone de un lenguaje único, que maneja a las mil maravillas. Es un mensaje hermético y difícil de descifrar. Por ejmplo, Aznar, ayer dibujaba los dos sectores –que no existían antes de ayer; antes de ayer sólo había dos grupos de ambiciones personales-, a través del concepto “sin complejos”. ¿Qué diablos es la derecha sin complejos en España? Pues algo que no se puede verbalizar, y que ellos entienden cuando dicen la alocución “sin complejos”. Cualquier otro partido puede verbalizar más, y de forma más transparente, su naturaleza. Aunque se de muy bajo perfil. La naturaleza de los partidos del siglo XXI es, de hecho, de muy bajo perfil. Salvo si uno va al fondo a la derecha, donde encuentra perfiles descomunales, pero parapetados detrás de palabras –ex.: “sin complejos”- indescifrables en público.

ANÓNIMO II. Me dice que le diga mi opinión ante los palabros: “Chacón es el 68 de hoy”. Eso ya lo hice hace unas semanas. No obstante, creo que volveré mañana. En tanto, en efecto, Chacón es el 68 de hoy. Es decir, nada.

Muachs.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí me gusta más cuando escribes a tu bola, la verdad; lo del consultorio no me acaba de convencer. Cuanto menos, tus opiniones me parecen interesantes y me incitan a reflexionar sobre los temas que planteas incluso cuando no estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que en estos casos hasta más. Lo del consultorio corre peligro de establecer papeles demasiado rígidos para mi gusto - los lectores consultan y el gran gurú Martínez responde.

Además, personalmente hoy habría preferido que nos citaras unos ejemplos lingüísticos que dibujan a la izquierda.

De paso, ¿podrías explicar qué exactamente querías escribir cuando te salió la frase "El mundo se lo que, tradicionalmente, quién lo dibuja"?

Espero que no te moleste que te tutee, es que "usted" me suena tan rancio... Te respeto demasiado como para tratarte de esta forma, a no ser que en tu consultorio así se exija.

Anónimo dijo...

De Prim, dice, jeje. ¿Cómo era aquello? Sabe tantas cosas que se asusta sólo de pensar en ellas, y le tiemblan las carnes con el temor de que algún día no pueda vencer la tentación de poner paño al púlpito... qué cachondo.

Al lío. Ese "sin complejos" que a usted le asusta tanto lo ligo yo más a ese otro "decir lo que piensa realmente la gente", del que no hay titi con representación parlamentaria, ni aquí ni en Jutlandia, que se haya abstenido.

Su "sin complejos" es la corrección política que todos los partidos utilizan cuando no deben transparentar las vergüenzas. Son los calzoncillos de la política, y en política nadie va en pelotas. No sé, ahora mismo se me ocurre, por ir al otro extremo, ese "de izquierdas de verdad".

Igual debería usted fijarse más en esos adorables jovencitos que van pintando "feixista fot el camp" por las paredes, o en esos otros que defienden la libertad, la suya, claro, impidiendo hablar en las universidades o los no tan jovenzuelos que amenazan con guerras si no se aprueban determinadas leyes.

Qué bueno, ¿eh? La tentación de poner paño al púlpito...

Anónimo dijo...

Por cierto, ya que estoy: anónimo anterior, elija entre:

1) El mundo se lo queda, tradicionalmente, quien lo dibuja.

2) El mundo es lo que, tradicionalmente, alguien dibuja.

3) El mundo, para quien lo dibuja. Jeje!

No se me enfade, Martínez.

Guillem Martínez dijo...

Las respuestas correctas son la 1) y la 3).

Mercè dijo...

Ufff... abandono, benvolgut Guillem... Para explicarme respecto de MSG y otras voces necesitaría dedicarme en exclusiva a este blog... y no puede ser... No, a mí ni me pone ni me quita... Uf, qué complicado es comunicarse. Ciao, ciao...