jueves, junio 09, 2005

LE TUNNING, C’EST FACILE!

-DE CÓMO UN OBJETO TUNIZADO SE CONVIERTE EN PUNTO DE VISTA. Bueno. Usted se encuentra aquí. Aquí: ¿Cómo, en la CT, el tunning, carrocear la realidad hasta que no la reconozca ni su madre, no puede ser identificado, denunciado, contrarrestado y, ya puestos, arrestado? Ejemplo práctico. El lunes echaron en la tele –franja matinal, programa de AR o de la Campos, que las confundo-, tertulia. Asistentes: a) dos periodistas CB y b) un periodista fondón, que durante la etapa PSOE 0.1 contribuyó a que todos viéramos la OTAN como opción y a que nadie viera los GAL. A) y b) son en parte una misma poética, muy válida para describir el sistema comunicativo por aquí abajo. Un sistema muy politizado, relacionado con los partidos, en el que, a menudo, la información es un servicio a un partido. ¿A) y b) son lo mismo? Respuesta: sí y no. A) y b) son casos fragrantes, caricaturescos de CT. Contribuyen con su trabajo a crear estabilidad gubernamental. B) fue un pionero de la Mentira Clásica. Los chicos a), por el contrario, son usuarios de la Nueva Mentira, que les describí ayer. Su opción de mentira es mucho más amplia, elaborada y estructural, y participa de la creación de un tunning político, informativo e histórico, fundamental para un proyecto político, no para salvar una legislatura, o una crisis puntual, como la Mentira Clásica. La Mentira Clásica sirve para salvar la jubilación de un pollo. La Nueva Mentira sirve para salvar, me temo, a España. Bueno. En todo caso, la tertulia versaba sobre el número de participantes en la mani del sábado y sobre el hecho de que, de forma traidora y traicionando a todo el Olimpo de víctimas, ZP, en ese preciso momento, estuviera pactando con ETA como un poseso. El chico b) trató el discurso de los chicos a) como un punto de vista informativo defendible y sensible de ver sometido a tertulia, no como un punto de vista tunizado, una mentira. No podía hacer otra cosa. No podía explicar que los chicos a) estaban al servicio de un proyecto político, en tanto no podía explicar que él también. La CT, en fin, no nos puede defender de la CB. Como no nos puede defender de ella misma.

-OTRO CASO DE TUNNING. Y DE MOBBING. El carácter dramático de la incapacidad de la CT para defenderse de la mentira –algo lógico: la CT nació para defenderse de posibles visiones verosímiles de la realidad, no de la mentira-, así como el punto de ruptura estilística entre CT y su prima, la CB, posiblemente se ha visto esta semana. Las conclusiones de la Comisión del 11-M se pueden leer también como un estado de las cosmovisiones culturales por aquí abajo. Y como un trailer de las mejores escenas de futuro inmediato en esta sala. CT-sutra, o posicionamientos observados ante la CT en el trance de concluir la Comisión 11-M. El PSOE ha apostado en sus conclusiones por llegar al extremo de la CT: acusa a un Gobierno anterior de manipular la realidad, si bien –hablamos de CT-, modera su discurso y modera sus exigencias al respecto. De hecho, no reclama ninguna medida al respecto. En los extremos de la CT –esa cosa sin extremos-, también se sitúan PNV y CiU. Los partidos más alejados de la CT –Chunta y, fundamentalmente ERC-, no utilizan la CT ni en sus análisis ni en sus conclusiones. ERC –único partido parlamentario abiertamente crítico con la Transición- propone de hecho una medida a tomar por XXXX de la CT: reprobar un Gobierno anterior. La actitud más llamativa y novedosa, pese a ERC, es, empero, la del PP. Niega hechos empíricos, rechaza la realidad y propone otra realidad que no encaja con la percibida a través de los sentidos. Practica, vamos, el tunning. La novedad de todo ello es que apuesta por el tunning sin ser Gobierno, sin ser Estado. Apuesta por una dinámica cultural prevista –no tan a lo bestia, pero prevista- en la CT, pero sin disfrutar de las facilidades que la CT da para ello si eres Gobierno. El PP, para emitir CB y, al parecer, con éxito, con una comunidad de creyentes y usuarios llamativa, ya no necesita las herramientas del poder. Eso, insisto, es más novedoso y llamativo que, incluso, el reguetón.

-EL MANIFIESTO DE LOS POST BABEL, ¿ES CT? ¿ES TUNNING? ¿ES CB? Mañana les vendo la moto de que el manifiesto de The Post-babelettes es CB. Intentaré hacerlo a través de criterios filológicos, aplicados al análisis de su manifiesto. Aunque, retomando una propuesta de un lector, también podría hablarles del victimismo como input de los nacionalismos. Lo cual, por otra parte, igual me conduce al mismo tema. Un saludo. No olviden supermineralizarse.

6 comentarios:

javimadrid dijo...

El victimismo es la modalidad post-soviética para que la sociedad solucione sus problemas. Sí no puedes o quieres ser responsable de arreglar una situación, es revolucionario y a veces, sobre todo, de mal rollo y peor gusto, sí puedes ser una víctima para que, mediante la caridad laica de moda, pases por el aro de la solución establecida. Regreso al s.XIX

mourullo dijo...

Respecto a los tertulianos en el "programa de servicio público", ya son ganas de tener visiones en 625 líneas de buena mañana. Por cierto el programa ¿CT o CB?

Anónimo dijo...

Acertado. Excepto ERC que por definición está fuera del sistema, el resto de partidos y casi todos los medios "serios" no pueden denunciar las mentiras descarnadas del PP. Denunciarlas sería revolucionario, en nuestro sistema, y hemos convenido que la única defensa permitida es el victimismo y a la resolución de los problemas mediante la caridad laica.

Bent Rotter dijo...

No consigo entender a que está jugando el PP, con las actitudes que está adoptando puede llegar a convencer a un segmento más o menos importante de población de que les han expulsado del poder de forma ilicita,España está en peligro y bla bla bla, pero es totalmente imposible que pueda obtener una mayoría absoluta o que ningún otro partido quiera darles apoyo parlamentario para que gobierne con mayoría simple. O tienen asumido que van a estar en la oposición para los restos, o su reino no es de este mundo o ellos saben algo que yo no sé. Me dan escalofríos sólo de pensarlo

catetoababor dijo...

Dice el PP en sus conclusiones que el atentado de Atocha "pretendía desalojar al PP del poder".
Esto deja transparentar un par de conclusiones implícitas.
La primera es dar por hecho que el "otro" atentado, el esperado por unos y temido por otros, hubiera afianzado al PP (los unos) en el poder.
La otra es que la derecha, más pragmática, concede más valor para permanecer (o desalojar) en (del) poder a la sangre y las mentiras. Como siempre.

Anónimo dijo...

Buenas:

Coincido en que la principal novedad del PP. Hoy hablaba de ello Javier Ortiz (www.javierortiz.net), que se mostraba aliviado a la par que pronosticaba que el PP descubriría el techo de Rajoy, y que además lo haría sin el propio Rajoy.

La explicación de la actitud surrealista del PP es estética: la última comparecencia de Ansar en la FAES, casi sin luz y con un discurso marciano, se parecía como una gota de agua a otra gota de agua al de esos señores que suelen aparecer en los noticiarios ataviados con txapelas y capuchas blancas con un discurso igualmente basado en el universo para-lelo de turno.

Un cordial saludo,

Popota

p.s: Aprovecho para felicitar a Zaplana por su elegancia a la hora de decir "Alguien manipuló para sacar provecho...". Recuerdo su estelar intervención en el No-Do del Jueves por la noche exigiendo la dimisión de Maragall por tener pactos con Carod acusándoles a los tres de ser terroristas.