lunes, junio 20, 2005

SÓNAR Y TODO LO CONTRARIO

-TU ÉPOCA ES AQUELLO QUE TE ACARICIA TU NUCA. Lamento no haber estado al quite este fin-de. Me fui al Sónar. Sonar: a) chicas que-nunca-pasarán-hambre bailando, b), una música extraña, con una, c), extraña idea de autoría –un fragmento tecno se parece notoriamente a una novela de Ana Rosa Quintana en que es una meditación sobre el plagio; se diferencia en que produce una perplejidad cercana al arte-. Sea como sea, en Sónar, por decir un punto donde se produce una música que se parece notoriamente a tu época, sientes como tu época te acaricia la nuca. Que tu época te acaricie etc. es una sensación placentera. Es como cuando tienes tu boca repleta de la saliva de alguien. Comprendes algo nebuloso. Difícil de verbalizar, pero importantísimo.

-TU ÉPOCA ES AQUELLO QUE TE GOLPEA TU NUCA. Lamentablemente, tu época no son solo chicas vestidas con ropa transparente, saliva dulce como un refresco raro y música que se expande por las habitaciones como la saliva de un ser de otro planeta. La mani de los obispos del sabadote también es, snif, tu época. Incluso más. Bueno. Al tajo. Les hablaba de Guerra Mental. Guerra Mental = GM = palabro importado del marketing = proceso mediante el cual una pila alcalina mangui se apropia de las características de una pila alcalina chachi sin poseerlas = lenguaje = publicidad. Hoy me/les hablaré de un caso práctico, de cómo el Manifiesto de lo chicos Mini-Babel practica la GM, de cómo se inclina hacia uno de los dos lados posibles en ese trance y de cómo –las cosas caen al lado hacia el que se inclinan-, el Manifiesto Mini-Babel se parece notoriamente a una de las manis contra lo que sea que se producen cada fin de semana. Parecido: uno se manifiesta contra lo que sea y, zas, acaba manifestándose por una bandera.

-LA GM Y LOS MINI-BABEL. En otro lugar les expliqué como se podría establecer una filiación del Manifiesto a partir de la reconstrucción de su texto. Hoy les propongo otro juego. Asumir que el manifiesto es, en efecto, una llamada serena, ilustrada, razonable, contra un nacionalismo rampante –el catalán-, salido de todo, skin y con ganas de liarla. EL juego, la juerga, consistirá en ver cómo a esa propuesta verbal, aparentemente razonable, se le da un tute de GM, gracias al cual la lucha contra un hipotético nacionalismo rampante queda bajo el trade-mark de otro nacionalismo, históricamente más rampante, más perjudicial, más orientado a la confrontación, más esencialista y, glups, más próximo a la extrema derecha. No se vayan.

-“LO QUE ERES ME IMPIDE ESCUCHAR LO QUE DICES”. En lo que es un parecido notorio del Manifiesto con cualquier producto de la CB –Cultura Bruneta, abuelo-, el texto del manifiesto no es tan importante como lo que se dice a partir de la repercusión mediática que consiste en emitirlo. Esas declaraciones son el grueso de la GM practicada en todo el itinerario. Les reproduzco, en entrecomillados, declaraciones que algunos de los emisores del manifiesto –autodefinidos como usuarios de la izquierda no nacionalista y de la tradición ilustrada- han vertido en el trance de hablar sobre el manifiesto. Ahí van: “jamás hemos dicho que seamos de izquierdas”, “tienen que salir los tanques”, “la cultura catalana es inferior a la española”, “En Catalunya no hay ningún partido no nacionalista (…) el único que hubo fue el PP de Vidal-Quadras”, “Nuestro modelo es el Foro de Ermua y ¡Basta ya!”, “Todos los nacionalismo son lícitos, y también el español”, “España es la única cosa tangible”. Otra cosa más subjetiva es el tono en el que se han emitido esas declaraciones, que seguidamente intentaré objetivizar. Es un tono desafiante, no orientado hacia el diálogo, sino a la consigna. Es un tono con el cual no se puede entrar a una señorita Sónar -o a una sociedad-, sin que saque un spray de pimienta. Es un tono con el que sólo se puede convocar a personas proclives a ser convocadas por ese tono y esas consignas. Personas que esperaban la parición de ese tono y de esas consignas. Convencidos. Convencidos –si analizamos en un plis-plas las declaraciones entrecomilladas- de la necesidad de un nacionalismo español beligerante en Catalunya. Por GM, se intenta agrupar a esos nacionalistas –agrupados ya, mayoritariamente, en un partido-, bajo la denominación de pila alcalina chachi y no nacionalista, ilustrada, de izquierdas.

-LA GM Y LA MANI DE LA SEMANA. El Manifiesto Mini-Bable se parece notoriamente a la mani de la semana. Se parece en que practica la GM. GM en la mani consistió en apropiarse del palabro familia, del palabro catolicismo y hacerlo desfilar bajo una bandera –la española, bandera GM de la pila alcalina familiar y católica-.Se parece en que la solución a todo es esa bandera, que por mecanismos de la GM es un significante político de todo lo que no son valores de la derecha. EL Manifiesta y la última mani –y/o la próxima-, se parecen en que es ultra-nacionalismo de ultra-derecha. Socorro.

¿Qué tiene que ver la GM con las elecciones de ayer en Galicia? Hum. Mañana.

4 comentarios:

JC dijo...

¡Hola!

La actitud PP/CB también puede ser el síntoma de una crisis en la CT, como la de la reacción atemorizada de un grupo político que ha monopolizado con el PSOE el poder central, pero que comprueba que el discurso legitimador CT cada vez es más cuestionado. Ejemplos:

a) Aparición de la Asociación por la Memoria Histórica: salen a la luz (¡casi 70 años después!) los crímenes de Franco y se rompe el pacto del silencio de la CT sobre el acontecimiento fundador de la España contemporánea, la Guerra Civil. Reacción histérica del entorno PP: libros de Pío Moa, Vidal Manzanares y otros revisionistas. Pero frente a la evidencia proporcionada por historiadores, por la excavación de fosas, etc., se dedican a recuperar los mitos franquistas. Característica CB: huir de la realidad e instalación en mundo paralelo;

b) cuestionamiento de la forma de Estado y avance hacia una estructura federal, impulsada por nacionalismos e izquierdas periféricas. No se trata de romper el país (mito interesado alimentado por el PP) sino de decidir hacia dónde se va: 1) ¿ampliamos la base social de apoyo al Estado incorporando las reivindicaciones de la periferia? (=incorporarlas también a la gestión del Estado=ruptura del monopolio del poder central PP/PSOE); 2) ¿mantenemos este monopolio esperando de la periferia que se conforme con actitudes folclóricas y con un control sólamente local/regional del poder?

La opción 1) implica aumentar la base social del Estado, la opción 2) resignarse a reducirla con tal de monopolizar el poder central. Por ahora el PSOE demuestra más cintura política aliándose con las fuerzas periféricas (¿visión de Estado?¿oportunismo?¿pura supervivencia?), pero tampoco el PP le hace ascos a esta opción (primera legislatura Aznar: pactos con el PNV y CiU...y uso doméstico del catalán en familia en La Moncloa).

Las dos opciones conllevan políticas culturales diferentes. La del PSOE, amorfa, tiende a despegarse algo de la CT para dar cabida a reivindicaciones periféricas y a aspiraciones de jóvenes urbanos alejados de los códigos y pactos de silencio de la generación anterior, la protagonista de la Transición. En cambio, el PP plantea una política cultural que aspira a ser hegemónica a largo plazo:
1) recuperando mitos estatalistas/centralistas (es decir, que defienden el monopolio del poder por parte de los partidos centralistas);
2) intentando provocar la autocensura (rasgo clave de la CT) en el rival: uso de las víctimas del terrorismo, etc.;
3) intentando controlar, mediante una GM protagonizada por la CB, los límites de lo "decible" y de las maneras de decirlo.

Problemas del PP: aumento de la histeria/adoctrinamiento, eficaz quizás en el núcleo de convencidos, pero que, creo, lo aleja de las aspiraciones sociales, aún amorfas, a un nuevo pacto de Estado que supere los límites de la Transición. El PP va de derrota en derrota electoral, con fuerte disminución del voto en la periferia, lo que demuestra los límites de la CB y de su eficacia en la guerra mental. ¿Qué alternativas se abren?¿Moderación pero con riesgo de ruptura en la extrema derecha?¿Instalación permanente en el desbarre y en el aislamiento? Hay un riesgo, a nivel cultural, y es que a falta de una reacción desde la izquierda los puntos de vista de la CB terminen por calar en la sociedad (inmigración, terrorismo, iglesia, etc.).

En fin, la actitud de los del manifiesto Mini-Babel me parece un coletazo de los pseudoprogres, protagonistas privilegiados de la CT en tanto que defensores del Orden. Ahora que la base social de su Orden se tambalea buscan refugio en quien puede proporcionarles seguridad en forma de códigos comprensibles para ellos y prácticas familiares: ¡la CB!

Saludos y perdón por el rollo,

JC

JC dijo...

Problemas tecnológicos: el comentario que escribí hace un rato aparece y no aparece en la sección "comments". Misterios...

Gachas dijo...

MIra, no me gusta ser puntillosa pero lamentablemente lo voy a ser: es que sé que te gusta el verso ese de P. Salinas que a veces citas. A mí también me gusta, pero la cita correcta es otra (¿quizá no te interesaba citarlo correctamente?). Bueno, en cualquier caso, ahí va, para que lo tengas en tu archivo:

"lo que eres/ me distrae de lo que dices/lanzas palabras veloces,/empavesadas de risas..."

Anónimo dijo...

publichealth fact simultaneous scaled underserved signatures dkemail storming mitch statutorily roving
masimundus semikonecolori