miércoles, noviembre 02, 2005

LA ÚNICA MANERA POSIBLE

-RESUMEN DE LO NO PUBLICADO. Mil disculpas por la interrupción de nuestras emisiones, debido a una avería en Martínez, nuestro repetidor. Por lo demás, estoy en Empordà DF, desde donde te saludo. Hola, Echevarría. Y desde donde te explico dos vivencias. Vivencia a). El personal por aquí practica desde hace dos o tres años halloween. Vi como lo celebraban unos niños moros. No iban disfrazados de nada. Llegaban a una puerta. Se subían la camiseta hasta taparse la cara. Tocaban el timbre. Salía a abrir una mamá mora. Los niños decían en árabe algo que acababa con el palabro halloween. Posteriormente, todos se reían con la boca llena de dientes. Y la mamá les daba pastitas marroquíes. Otra descripción de lo que vi, ahora que lo pienso, puede ser esta otra. Los moros y los cristianos celebran segregados una fiesta WASP. Lo que puede ser un buen dibujo del presente. Vivencia b). Lo de Leti y Cía.

-VIVENCIA B). La vivencia b) de halloween consistió, como su nombre indica, en ver como por los medios que consumo se colaba el fantasma de la interrupción informativa. En este caso, a través de algo parecido a información sobre lo del nacimiento. Meditaciones. Meditación a): cuando supe que tuvieron una niña, por un momento esperé que Rajoy declarase que lo que habían hecho the Bourbons hace nueve meses no fue un polvo, sino una reforma constitucional encubierta. Meditación b): la vivencia informativa del nacimiento me pone a güevo el trailer del trailer que colgaste, Ignacio, de la conferencia de Belén Gopegui. Que supongo que es el que sigue a continuación. Ahí va. “Por eso entendemos por retórica -ojo con esta palabra en negrita- algo vacío, hueco, falso. Pues si sabemos que en este sistema político y económico no existe posibilidad de que (los) hechos puedan resolverse de dos maneras, sino que hay una sola manera posible, entonces ¿cómo no desconfiar de quienes hablan como si deliberaran, como si en verdad tuvieran algo que proponer?”.

-MÁS DIFÍCIL TODAVÍA. Y aquí, donde pone retórica –lo he puesto en negrita para que cante más-, se puede sustituir tranquilamente por cultura. Española. Pruébenlo. A mi me encaja. El caso es que con esa manipulación el texto de Belén se convierte en una descripción de la información y la literatura modulada a través de lo CT. Suponiendo que sea una manipulación. Es decir, suponiendo que Belén no crea lo mismo.

-VAYAMOS A BELÉN. La manipulación del texto de Belén consiste en presuponer que su análisis –brillante-, no es sólo un análisis internacional. Supongo, en ese sentido, que es un análisis internacional, al analizar un mundo cuyo único orden es a través de la plusvalía, ese desorden violento. Ignoro, por tanto si, previamente a mi manipulación, Belén tenía alguna intención de hacer una descripción local. Conozco a Belén brevemente y, paradójicamente, a lo largo de mucho tiempo. He hablado con ella muy poco de lo CT. Y, menos aún, desde que verbalizo la cosa con esas dos letras. La última vez fue por teléfono, comentándome un articulete que envié, a su propuesta, a una revista cubana. Me dio la impresión de que, si bien compartía mi visión sobre la CT que expuse brevemente en aquel artículo, no compartía su localismo. Es decir, que sea lo que sea que yo describo como CT, como patología cultural española, ella lo interpreta dentro de una dinámica mundial. Que supongo que es el capitalismo, no contestado desde hace varias décadas. Me parece que te he resumido bien mis impresiones –ahora hablo con Belén, vete a tomar algo, Echevarría-.En estas páginas, en efecto, se ha situado la CT como el acceso local a la masificación de la cultura, ese fenómeno internacional post-68. Que la cultura española entrara en una dinámica internacional era algo fatal. Podía haber entrado de diferentes maneras. Francia, por ejemplo, entró de una manera en la que, pongamos, Bordieu, vendía como polos sus libros. Mi impresión, empero, es que la cultura española selló en esa internacionalización de sus dinámicas una necesidad de estabilidad política. La cultura española ha sido y es un esfuerzo notorio para que –te vuelvo a manipular- no exista “posibilidad de que (los) hechos puedan resolverse de dos maneras”. Ese esfuerzo es mayor -y menos internacional, por tanto- que en otras culturas. En otras culturas, por ejemplo, no es posible leer el titular que leí en el diario local de mayor difusión aludiendo al nacimiento al que aludía.–“un día feliz para todos los demócratas”, es decir, te manipulo, que solo hay “una sola manera posible” de sentirse ante aquel nacimiento, y que esa manera no es la indiferencia-.

-LA PREGUNTA. La CT demostró ser un hecho local, y no internacional, el 11-M, cuando a petición de un Gobierno emitió –te manipulo otra vez; demándame a la SGAE- que “no existía posibilidad de que (los) hechos puedan resolverse de dos maneras”, durante varias días, sin ninguna contestación local por parte de ningún intelectual, y contrariamente a lo que emitían los medios internacionales, abandonados a una dinámica internacional parecida a la española, pero diferente a la española en muchos sentidos. Bueno. En fin. Te ruego y te invito a que participes en la partida de pin-pon que estamos jugando Echevarría y yo. Y te ruego y te invito, si no te importa, a que me contestes a lo siguiente: Según tu perspectiva no-CT, ¿la CT es un fenómeno local o es un fenómeno internacional? Ponte en contacto con Ignacio o conmigo, si te interesa, para saber como colgar tu texto. Te aconsejo que aceptes. Echevarría, as de las triquiñuelas legales, ya me ha levantado chorrocientas cenas.

3 comentarios:

bloguero dijo...

Para mi que con Aristóteles, ni te cases ni te embarques. "Lo que es adequado para convencer", dice el muy sofistón. Y aquí es cuando se te hace la picha un lío y te pierdes en bosques metafóricos. Sé que esta bola no tiene futuro (aunque si pasado, lean a Giordano Bruno), aún y así la lanzo (como premio autoconcedido después de invertir media mañana en leerles a los tres).

Anónimo dijo...

1.- Como algunos de nosotros venimos insistiendo tiempo ha en este blog, lo que usted llama CT es un fenómeno clarísimamente internacional. Si usted lo localiza es porque la cultura a partir de la cual usted descodifica la actividad político-social española, tiende a señalar las arrugas de la cultura vecina y mayoritaria.

Como ya cité en otro escrito, "se puede criticar al presidente de los EEUU, no la presidencia de los EEUU".

2.- Si los MCM españoles reaccionaros de aquella manera del 11 al 14-M fue, evidentemente, porque aquello pasó en España. Si hubiera pasado en, pongamos, Gran Bretaña, los MCM españoles hubieran tenido mucho menos cuidado a la hora de informar. Cuidado que, pasándo por el Cantábrico, habría ido a parar a Londres.

Y, si no, recuerde cómo hubo usted de echar el freno de mano cuando comenzó a comparar la reacción de los MCM británicos tras el atentado de Londres con los españoles tras lo de Madrid.

Un estado, Martínez, siempre reproducirá parecidos mecanismos de defensa ante una desestabilización.

Anónimo dijo...

Pep, sigo esperando...