lunes, mayo 09, 2005

ÉRAMOS POCOS

Este finde ha sucedido algo histórico. Un Presi de Gobi español fue a Mauthausen a decir lo que los Presis de Gobi dicen cuando van a un campo de exterminio. La novedad de toda esta novedad consistió en que nunca jamás un Presi de Gobi español había a Mauthausen. La anterior participación de un Gobi español en algún acto relacionado con Mauthausen fue, simplemente, fundacional. Serrano Suñer, Ministro de Asuntos Exteriores durante el Franquismo Umpluggued y, si nos atenemos a sus uniformes, gran renovador del vestuario del portero de discoteca planetario, viajó a Alemania en 1940 y defendió ante el Gobi Alemán, que tenía detenidos a varios miles de combatientes republicanos, que fuera de España no había ningún español. Los no españoles, consecuentemente, pasaron a ser ningún-español, por el procedimiento del exterminio. Se convirtieron en una prueba de que la guerra en España había sido una guerra de exterminio. Una guerra contra no españoles. Contra antiespañoles. No se luchaba tanto por el poder, sino por exterminar otras posibilidades de poder. Por exterminar otras tradiciones, en fin. En ocasiones –véase Mauthausen como prueba de compra-, físicamente.Y se consiguió. Doscientos años de tradición fueron exterminados. Posteriormente a esa guerra, España fue española por un tubo. En parte lo es esta mañana a primera hora. Es importante que un Presi de Gobi español vaya a esos sitios y diga los lugares comunes que se dicen en esos sitios. Porque todo ello es, de por sí, un lugar no común, un hecho único en la historia. Es importante que la parroquia vea por la tele –que es, me parece, donde ocurren las cosas- a un Presi de Gobi en Mauthausen. La pena es que no se vió. Por el procedimiento de MP, o Muerte Papal.

-EN FORMA CON LA MP. Ayer fue y se murió otro Papa. En forma de todo lo contrario, de embarazo. Un embarazo, en una monarquía, igual son unas primarias en una república. Yo qué sé. En todo caso, los medios de comunicación aplicaron el porcedimiento MP para interumpir la realidad y comunicar la realidad paralela, en forma de españoles no exterminados riendo la gracia a tiempo real. No hubo pitote, ni otra posibilidad de acceso a la noticia, porque esas dos aciones habían sido exterminadas hace chorrocientos años. La realidad paralela, como sucede siempre que hay MP, lo deboró todo. Justamente ayer, cuando en Mauthausen pasó algo –poco, pura calderilla, pero algo-, que ilustraba otras realidades. Su Alteza el Gameto sin duda ayer, antes de nacer, ofreció su primer servicio a España.

3 comentarios:

catetoababor dijo...

El otro dia preparaba unas fresas. Se me había acabado en Cointreau y le añadí Curasau. Como riman, pensé que igual servia. Mi madre, que lo vio, glosó el acontecimiento. Me contó que, durante la guerra llamaban “curasao” a todo religioso muerto en la quema de una iglesia.
Para darle verosimilitud, me dijo además que el Curasau era bastante popular (el licor). La gente aprovechaba las botellas, que eran de barro y con un asa: las llenaban de agua caliente y las utilizaban para calentar la cama.
Igual la noticia tan monocolor de la princesa preñada, expresa el temor telúrico por que no se nos ocurra tener un “reyasao”, como con los curas de antaño.
Igual ese temor no deja ni tan solo plantearse un “reydebatio”.
En cualquier caso, tendremos que conformarnos con el caso más frecuente de “reycocío”.

Gachas dijo...

Cateto, mola mazo tu anécdota y además viene al caso.
Jesús, qué adicción a este blog. Tengo mono de nuevo post, que ya hace más de 24 horas que el piloto de este avión no postea. Argg,voy a tener que volver a fumar!!

catetoababor dijo...

Agradezco el comentario. Le agradecería también que no mutilase el nick. No me costó mucho dar con este, pero, convendrà conmigo que es difícil encontrar uno chachi-piruli, como dirían un poco más arriba.
Espero que Ud. me agradezca que le sugiera una visita a su videoclub más cercano. Al menos, le facilitará la espera, a la vez que le ahorra algún pitillo.