miércoles, marzo 21, 2007

LA APROPIACIÓN

Hola. Si se fijan, últimamente estoy utilizando youtube a gogó. La cosa parte de cierta malicia. Malicia: no creo que en España haya otra cultura que no sea la de masas. Por lo que utilizo la cultura de masas, en su grado más pop, para vertebrar mensajes, pasando de autores más finos.

La cultura de masas es, básicamente, basura. La basura, no obstante, no es algo necesariamente malo. De hecho, millones de personas viven en/de vertederos. Supongo que no por gusto. Como no es por gusto que me haya remitido a la cultura basura. Es-lo-que-hay, esa frase con la que bendicen la mesa a la hora de comer los señores que viven en vertederos.

La basura, no obstante, está repleta de joyas. Aquí les endiño una, Me gusta. Y les diré por qué me gusta. Me gusta el tono crooner del cantante y de los arreglos orquestales. Pero lo que me vuelve majara, lo que hace que vea con los ojos de ver joyas está basura de los 40 Principales, es una serie de fenómenos que acarician mi alma, produciendo su placer, y que seguidamente les enumero.

1-Me gusta que haya tres grupos de personas esperándose. Las coristas, las saltimbamquis y la chica del chupa-chup. No se sabe lo que esperan. No se sabe por qué se esperan con fastidio, con curiosidad o con indiferencia. No se sabe las razones de todo ese absurdo. Es posible que, simplemente, se estén esperando a ellas mismas. Lo que me remite a una sospecha. El mundo hace años que, simplemente, se espera. Yo mismo, básicamente, espero. A la espera de nada.
2-Me gustan las coristas. No bailan. Caminan. Eso es lo que tenía que hacer una corista según Flo Ziegfeld, el pollo que inventó a finales del XIX en New York la cosa Ziegfeld Follies. Me gusta esa cita en el vídeo. Incluso me hace suponer que alguien que trabajó en la elaboración del vídeo tenía alguna arruga en el cerebro parecida a alguna arruga mía. Veo las coristas y me siento menos solo en mis arrugas.
3-Me gustan las dos coristas que llegan tarde, corriendo sobre sus tacones. He visto miles de veces esa escena en mi vida privada y siempre me ha reconfortado el corazón y me ha hecho olvidar la espera. Antes he dicho que uno no espera nada. Posiblemente lo único que espera -o lo único que halla-, son esos pequeños momentos de perplejidad y alegría.

Como ven, me gusta esa basura. Básicamente porque me la he apropiado y me la he interpretado. Lo que, a su vez, es una característica de la cultura de masas. Cualquier objeto abandonado en la cultura de masas está abandonado a su interpretación. Lo que es chachi. Pero también a su apropiación. Lo que puede ser mucho menos chachi y, si me fuerzan, piruli. En una cultura sin ponderación ante la cultura de masas, en la que sólo existe la cultura de masas ,es muy fácil apropiarse de lo que sea. Pero es que es muy fácil, oiga.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sembrao, estás sembrao. Cuanto más frío,
mejor te sale.

Pretty dijo...

Dicen que "leer-lire-llegir" es "elegir". Cuando elijo que algo debe fliparme, ya me encargo yo de buscar sin descanso hasta que me flipa

Anónimo dijo...

Hola. Soy la chica del chupachup. Siento llegar tarde, pero es que con estos taconazos no hay quién ande. ¿Dónde está la cola para expropiar un pensamiento?