miércoles, abril 27, 2005

HOY ME SIENTO FLEX

-EL RETRASO MENTAL. Empiezo a leer en la prensa Brunete y en la prensa PC –Políticamente Correcta, remenver- las primeras respuestas organizadas –precariamente-, ante las declaraciones de Maragall que van y dicen que Catalunya solicitará su entrada en La Francophonie. Meditaciones: a) la Bruneta y la PC han empezado a opinar tarde. Casi una semana después de que Maragall abriera la boca de la cara. Llegan a tardar más y se hubiera hecho polvo el record de silencio de cuando el 11-14-M. Como era previsible, b), las opiniones han apostado, estadísticamente, por la defensa de España y del castellano y de las lentejas con chorizo. Si bien, c), todas las opiniones partían de un dato erróneo. Que en periodismo es la opción fina de aludir a una mentira. Mentira: d) Catalunya no optará por primar el francés como segunda lengua extranjera en los estudios obligatorios, como anunció Maragall –y sólo anunció; Maragall, en fin, es un anunciador, es decir, un declarador; vete a saber de qué quería hablar y, fundamentalmente, de qué no quería que se hablara cuando soltó esa declaración frente a una alcachofa-, sino que abandonará el castellano y, se supone, el catalán, y pasará a concinar con mantequilla y a hablar francés por un tubo y dentro de 5 segundos, 4, 3, 2, 1, 0, maintenant. Detrás de toda esa maniobra hay la, e) voluntad de que Francia se anexione de Catalunya. Con un par. De todo lo anterior se deduce que f) Maragall es un irresponsable, que España está en peligro 24 houres sur 24. Y todo eso. Y aquí el meda puede deducir, por su parte, lo siguiente. Siguiente. Estamos en un proceso de cambios. O no. Estamos, al menos, en un proceso en que puede cambiar la posibilidad de que nunca hayan cambios. El nuevo proceso de Transición –más serió, más amplio, más democrático que el anterior; o no- lo están explicando en prensa los mismos tipos que explicaron la Transición. Si confunden aplicar el francés como segunda lengua extranjera en el cole con ampliar le département des Pyrénées-Orientales a lo bestia y hasta el Ebro, si les resulta imposible describir cualquier dato que se sale de la monotonía, de los límites, de la uniformización de la Cultura de la Transi, imagínense, amiguitos, lo que pasará cuando tengan que describir el federalismo. Socorro.

-ZP(C). Me veo un programa de los de la tele, en el que aparece ZP. Concretamente me vi un pequeño fragmento en el que ZP, en la defensa de la igualdad y de los matrimonios homsexuales, atacaba la costumbre social de explicar chistes sexistas. Aplausos. Meditación. Los chistes son un exceso. Por eso te ríes. Los chistes sexistas son un exceso vertebrado en dos modalidades –por otra parte, como todos los chistes-. A saber, modalidad a), o chistes malos, y modalidad b), o chistes buenos. Reírte con un chiste b) no significa nada. No reírte de un chiste b), por lo contrario, significa mucho, ahora que lo pienso. Supongo, no obstante, que un Presi de Gobi no puede explicar chistes a) ni b) en los que aparezca un loro, un repartidor de butano y una señora casada que está que cruje. Pero no puede condenarlos. Y no puede porque si lo hace, implícitamente está reconociendo en público que no se cosca de que lo PC es el fascismo del futuro. Que no tiene ninguna intelectualización ante lo PC. Verbigracia: que no sabe que el pensamiento único del que periódicamente se habla no es lo neocon. Es la parte PC de lo neocon. Günter Grass, en ese sentido, se negaba, sic, “renunciar a la tensión que hay entre los hombres y las mujeres”, en ocasiones vertebrada en chistes y en ocasiones, en caricias, en ocasiones –la tensión tiene eso-, en brutalidad absoluta. La brutalidad no tiene nada que ver con los chistes. O con las caricias. De toda la tensión –sexual y de la otra-, sólo la brutalidad es legislable y penalizable. Pobre de ti cuando algún día se legisle -¿se está haciendo de alguna forma?- todo el pack de tensión sexual. Meditación al respecto: ¿lo PC es en la izquierda lo que la Unidad Nacional en la derecha? Es decir, su llenapistas, su parte gore e innegociable, su guiño a sus usuarios -usuarios, snif, de un país sin gran cultura democrática y donde el rol Gúnter Grass, snif.snif, igual lo gastan pollos como Mñuñois Molina-. Dígame/se algo.

-EL DÍA DEL LIBRO. ÚLTIMA MEDITACIÓN. El día del Libro se inventó en Catalunya, capital editorial en castellano del mundo mundial, a finales de los años 20. A finales de los años 20 es cuando se produce la cristalización de la cultura republicana española –laicismo frente a enseñanza religiosa, democracia frente a dictadura y cultura frente a ignorancia y también, y muy importante, frente a cultura oficial-, una tradición con ciento y pico añitos en la espalda y que a principios de los años 30’s le da un tute a la realidad. Durante el franquismo, el Día del Libro quizás fue un fósil republicano –laico, democrático y con una idea de cultura cachas- con el que enfrentarse a la cultura oficial. Hoy en día el día del Libro es todo lo contrario. Es el do de pecho de la cultura oficial, de una cultura entendida como la única posible, que exhibe unos hábitos comprendidos como los únicos posibles y vertebrada por autores que escriben, piensan, actúan de la única forma posible. De su origen republicano hasta su final oficialista, el Día del Libro igual ilustra el gran cambio producido en la cultura española desde 1939 a 1977. La ausencia de cambio. El cambio no producido. La sustitución del cambio por la oficialidad. Quizás el exterminio físico del cambio. Cultural al menos. Hasta mañana. Muac-muac.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me cuenta un amigo, que trabaja como agente de aduanas, que se carteó con Carmen Posadas. Por correo convencional. Nada de Internet, porqué para Carmen no hay nada como escribir con pluma.Todo empezó con una carta en que mi amigo le decía a la escritora que prefería sus artículos en el periódico a sus novelas porqué en los artículos él consideraba que “ella era realmente ella”. Contra toda previsión, ella le respondió agradeciéndole el interés, etc. Al cabo de un tiempo, mi amigo le mandó una fotografía de su familia (mujer y dos hijos adolescentes) posando ante la casa familiar (una torre modernista en Premià). Recibió la respuesta de Carmen y me la recitó textualmente: “Tienes una familia encantadora y una casa bonita”. “bonita”, “bonita” iba repitiendo mi amigo como en una letanía. El escamoteo del “muy” delante del “bonita” le afectaba profundamente.

Bent Rotter dijo...

¿que serían lo PC y la brunete ahí fuera? encuentro excelentes las referencias a nuestros 70 y a las visitas al Noti -ambas cosas me interesan y son pertinentes- pero también merece la pena tratar la evolución que se ha producido en países más o menos cercanos, donde también se partió de situaciones de ilusión e inocencia como las nuestras y se ha llegado a similares niveles de industrialización de la cultura y la opinión. Bien por las pistas de Gunter Grass y las cartas anónimas (Martinez, siga visitando ese CiberCafé, haga el favor) pero queremos más.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Bent rotter. Lo que se viene definiendo aquí como "cultura de la transi" no se diferencia mucho del modelo cultural operativo en otros países y que consiste, según entiendo, básicamente en dos cosa: institu/ industrialización de la cultura.
Vas a la Londres, Lisboa o París y sólo ves pirámides, o lo que es lo mismo, puentes de Calatrava y pepinos de Foster.

Guillem Martínez dijo...

Señores Rotter y Anonymouss:

Yo también estoy de acuerdo lo que dicen. La cultura española no está sola en su soledad. Pero su acceso a la soledad es, en todo caso, único. Las culturas europeas tienden, sí, al vacío. Pero la cultura española accede a él por un itinerario propio. Verbigracia: los fascismos europeos no consiguieron cambiar la cultura de ningún país. Salvo uno. Por otra parte, la práctica diaria de la Cultura de la Transi es también única. Ningún país europeo dispone de tan pocas herramientas culturales como por aquí abajo. Ningún país ha tenido, en democracia, un 11-14-M. Que se dice rápido. Por así decirlo, la muerte de la cultura ha coinicidido en el mundo con el asesinato de la cultura en España. Por motivos políticos. En todo caso, les ruego, denme una semanita y hablamos del tema con propiedad y nombres propios. De hecho, el tema que ustedes plantean es EL tema.