martes, enero 23, 2007

LA FELICIDAD DE CUANDO CAMBIAS DE MOTO

Veo imágenes del naufragio en el Canal de la Mancha. Trailer: la semana temporal hubo un temporal king-size. Un barco se fue al garete. Ahora, los habitantes de la costa se están poniendo las botas pillando el cargamento que va por ahí, flotando. Se trata de pañales, vino, cerveza y motos de marcar paquete en los semáforos. Y todo, de la marca favorita de todo el mundo. La prestigiosa firma Gratis.

Los usuarios del naufragio ríen con la boca llena de dientes. Es el careto que reinaba, snif, en Palamós cuando los pescadores se encontraban debajo de una ola chorrocientas cajas de Marlboro. Hace un par de años se encontraron unos bultos con una sustancia que también se fumaba. Gastaban esa misma cara, pero más. Bueno. Algún lugar de la Mancha, Canal. Llueve café y todo el mundo se ríe de la luna. Posiblemente, incluso, más de lo que toca. A saber: a) en esta ocasión de ha pillado más de lo que toca. Y b) han descubierto que, detrás de una mentira, había más de lo que, aparentemente, tocaba.

La mentira, trailer. Los diarios UK informaron que, OK, el barco estaba changado y que su cargamento iba a llegar a las costas. Si bien, también, informaron que su cargamento eran productos tóxicos. Es decir, mintieron. Es decir, no mintieron. Y, aquí, presupongo una posibilidad de lo que pudo haber pasado. Los diarios fueron informados de que el barco llevaba, como mínimo, polonio. Los productos tóxicos crean alarma social. Los periodistas se alarmaron socialmente y pasaron de buscar, en su urgencia, otras vías de investigación. En UK, vamos, se ha producido un 11-M informativo. Un 11-M canijo, cachondo, divertido y con pañales, cerveza y motos del a marca Gratis, etc. La mentira, la suspensión del rigor, la materialización de un tic cultural, ha sido motivada por un tema candente en el mundo mundial. Los productos tóxicos. La recuperación del rigor –y el acopio colectivo y riguroso de todo lo que flota en la mar salada-, ha supuesto un cambio en el rostro de la ciudadanía.

El tema, el Gran Tema Local, el Tema Que Causa Alarma a Gogó, el Tema Que Suspende La Astucia y el Mosqueo Por Aquí Abajo, no es, por lo que leo en la prensa de hoy, los residuos tóxicos. El Pequeño Tema que Ocupa Cada Vez Más Espacio Desde Los 30 Últimos Años. Llamar a las cosas por su nombre, también en este tema, igual haría cambiar el careto a todo el mundo. Igual sería una especie de moto gratis.

1 comentario:

Bent Rotter dijo...

Con la avalancha de casos de corrupción inmobiliaria que le están saliendo al PP en los últimos tiempos y la cercanía de las municipales auguro que el monotema y el otromonotema -la ufología del 11M- se van a convertir en todavía más monotema y otromonotema en las próximas semanas. Ya aburre!