sábado, octubre 22, 2005

INTERMEZZO. EMISIONES NO-CT DE LA SEMANA

Como dicen en argentino, Echevarría, tú y yo hablamos, y lo demás es CT. Lo que aquí sigue, consecuentemente, es un intento de seguir hablando de lo demás, mientras tú y yo hablamos de lo que hablamos. Por cierto, me debes una nueva cena por no hablar a tiempo de lo que sea que hablamos. Tic-Tac. Bueno, el texto que interrumpe momentáneamente el echevarring tiene como propósito señalar varias emisiones de no-CT producidas en BCN, la –al parecer y hasta que nadie me demuestre lo contrario-, capital peninsular de lo no-CT. En el caso de que –ni idea- Lisboa no emita no-CT. En fin. Al tajo, que la faena se acumula. Les pido disculpas por cierto optimismo que se me cuela entre las palabras, pero es que ha sido una semana un tanto optimista para los chicos no-CT, que generalmente no nos comemos un kiki. Epistemológico.

-LAS LÓGICAS PARALELAS. Esta semana la lógica paralela de Maragall ha provocado una crisis gubernamental en Catalunya, una erosión bestia al proyecto de Estatut, y un tute king-size a la imagen seriada de ZP –o de lo ZP, lo no-CT en el actual Gobi central-. Los medios, por otra parte, han intensificado esos hechos. Y yo, que no soy votante sociata –no puedo; un día lo intenté, pero no lo conseguí-, pues también me lo intensifiqué hasta en la ducha. Posteriormente, o incluso, paralelamente, he ganado otra gama temática para describir el asunto. Maragall, como su nombre indica, mea fuera de tiesto. Pero también es posible que mee en un tiesto paralelo. Maragall, un pollo no sometido a la disciplina de su partido, que incluso hizo a su partido ir a las elecciones en coalición con Ciutadans pel Canvi –una asociación de izquierdistas independientes; es decir, que sentaban como el culo al PSC-, un Presi, por otra parte, de un gobierno de coalición, igual marca paquete, igual hace pókers extraños y sin precedentes –como su situación en su partido o en su gobierno, también sin precedentes hispanos-, para reubicar tensiones de poder. Para solucionar centros de equilibrios en su república presidencialista, inexistente, pero no tanto. Del Gobi Maragall ha salido el Estatut, un texto no-CT, un texto en una lógica extraña a la CT. Es normal que la lógica de Maragall también sea paralela. Por cierto, en breve me voy al fútbol con uno de los Consellers nominados por Maragall para salir de la Gene. La próxima semana les hago otro INTERMEZZO con lo que salga sobre esa posible lógica paralela.

-MÁS QUE UN CLUB. El Barça es lo que uno quiere que sea. Pero, en todo caso, no es un club de fútbol. Ese es el secreto. ¿Qué es? Es una mirada. Dos pollos del Barça se miran y comparten esa mirada. Que vete a saber lo que significa. Aquí el menda, verbigracia, ha compartido esa mirada con su papá, su hermano y alguna pájara. Y con todo lo contrario. Por ejemplo, Pujol o Piqué. El año pasado, en el estadio del Levante, cuando el Barça ganó la Liga, mi mirada, por ejemplo, se cruzó con la de Laporta. No tenemos especial contacto. Pero sin perder la compostura presidencial ni periodística, nos guiñamos, disrtamente, un ojo. Bueno. En tanto que mirada, la cosa tiene la imprecisión y la amplitud de todo lo que se queda en mirada y jamás pasa a palabras. Y mucho menos a texto. No obstante, en cierta región de la insatisfacción culé, es posible que viva un punto –un puntazo-, de lógica no-CT. El ejemplo de la semana ha sido la dimisión –es decir, la expulsión por la presión social, en ocasiones traducida a prensa y TV- de Alejandro Echevarría, miembro del patronato del Franco Endowment. Lo llamativo del asunto –como me señaló ayer mi hermano, un pollo que sólo observa lo llamativo de los asuntos; quizás por eso ahora está sin novia, ese asunto que siempre debe de ser llamativo-, es que se haya expulsado de una institución legal a alguien vinculado a otra institución legal, por pertenecer a esa institución legal. Subvencionada legalmente, por cierto, por el anterior gobierno, también legal y con una lectura de la Constitución que, un poco más, y es la única legalmente posible. Lo que invita a pensar que hay poéticas de la legalidad –poéticas no-CT-, que excluyen otras poéticas de la legalidad. La legalidad española, tal y como ha quedado después de la Transi, acoge en su seno trazos ideológicos, conductas, cosmovisiones, partidos y fundaciones legalmente constituidas, que no pasarían la ITV en Alemania o Austria. La expulsión, por aclamación, de un fascista de la estructura de un club de fútbol, no es importante. Es más, si se expulsara de las estructuras del fútbol peninsular a todoquisque con ramalazo facha, muchas presidencias de Primera y Segunda tendrían que asumirlas los Cascos Azules. Lo importante del caso de la cosa es que hay una sociedad en la Península con una idea de legalidad diferente a la legalidad estadística. Esa sociedad ha fabricado, además, un Estatut no-CT.

-MÁS QUE UN PARLAMENT. El Parlament de Catalunya durante las etapas geológicas Pujol fue una suerte de sede central del Círculo de Lectores. Todo el mundo sabía que existía, pero nadie tenía la necesidad de saber dónde, ni mucho menos de desplazarse. Con el Tripartit la cosa ha cambiado ciento y pico grados. Celsius. Esta semana, verbigracia, ha habido un pack de plenarios que han dejado a la afición con la boca abierta. El caso de la cosa era la lógica paralela de Maragall. El resultado fueron intervenciones cargadas de ideología, en las que muchas veces –en las intervenciones del Tripartit-, se vertebró idelogía, se habló de las izquierdas transformadoras y de sus paradojas. Con lo que se realizó una de mis fantasías: un parlamento hablando de paradojas. Es decir, de la vida.

-EL LÍMITE DE LAS COSAS. Ahora que me releo todo esto, deduzco que el lector debe deducir que en Catalunya, esta mañana a primera hora, se emite ideología. Mucha. Humm. Yo también lo deduzco. La ideología, el llegar a planteamientos a través de un periplo transparente, mediatizado por ideología, sobre todo si es izquierdista, no es CT. ¿Es normal, empero, tanta ideología? Supongo que no. En otras partes del blog he argumentado que la cultura catalana emite, básicamente, en CT. Miras la literatura catalana del día –tan intercambiable con la castellana que, zas, una pedorra catalana puede ganar un Planeta tranquilamente-, y no ves nada que te pueda orientar ante la ideologización rampante que se vive diariamente en BCN. Meditaciones: a) igual no se vive diariamente, igual sólo la vivimos los que nos va ese rollo. B) Igual es algo normal. Algo-normal: en España hay una derecha absolutamente ideologizada –es posible deducir que, además, en progresión; su discurso aún no ha tocado techo FAEScista-, por lo que es algo-normal que la izquierda también recuerde algo de sí misma. Otra opción –c- sería pensar que en la política catalana ocurre únicamente –es decir, precariamente- lo mismo que en Torre Vieja o en el Planeta: unos profesionales de una región de la CT –en este caso, la política-, ya no pueden más. Y rajan. But I like it. Por cierto, en un momento de un plenatio, el PP hizó aparecer el Planeta como metáfora CT y poara ilustrar la realidad. El COnseller en Cap argumentó que el Planeta no explica la realidad. Toma no-CT.

-LA OPCIÓN D. Igual hay otra opción. La D. Catalunya, sus élites y su parlamento emiten no-CT porque es posible. Es decir, porque apenas pueden hacer otra cosa. Por que no es un poder sensible de emitir CT propia. Y aquí recuerdo una comparativa que me facilitó Puigcercós entre el Congreso y el Parlament –el anterior; ignoro si las cosas continúan igual, a pesar de que el Parlament esté ahora, cada día, hasta el culo de periodistas-: “En el Parlament sólo tenías sensación de que pasaba algo cuando venía Pujol; aquello se llenaba de gente. En el Congreso, esa sensación es diaria”. Humm. Otra comparativa parecida que me transmitió Joan Herrera –ICV-: “En el Parlament no pasa nada. La gente escucha y deja hablar. En el Congreso todo es más intenso. El primer día que hablé, un diputado del PP me gritó: ¡Colgaoooo!”. Ya veremos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"La ideología, el llegar a planteamientos a través de un periplo transparente, mediatizado por ideología, sobre todo si es izquierdista, no es CT"

What? Sorry, mi no comprende.

Guillem Martínez dijo...

Que la ideología no es CT. Tiene usted razón. Sorry.

Anónimo dijo...

Hasta ahora aquí sólo gobernaba por ideología la derecha. ¿Quieres decir que se està apuntando a carro también la izquierda?. La última vez que lo hizo tuvo que volver a la casilla de salida (al extranjero).

El tete